Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales

Vamos a abordar este tema primeramente explicando algunos conceptos y despejando las dudas que se puedan tener entre un tipo delictivo u otro, desde una óptica legal y aconsejando siempre la mejor forma de actuación, así como los indicios que puedas tener para determinar si has sido víctima de algunos de estos delitos.

 

¿Qué es el abuso sexual y en qué se diferencia de la agresión sexual?

 

El abuso sexual, contemplado en el art. 181 Código Penal, se considera como el que sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona, con pena de prisión de 1 a 3 años o multa de 18 a 21 meses.

La agresión sexual lo define el Código Penal, en su art. 178 como un atentado contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación, será castigado con una pena de prisión de 1 a 5 años.

Simplemente con la lectura de estos artículos se denota una clara necesidad de una reforma legal ajustándose a la realidad actual del incremento de este tipo de delitos, pues el caso de la “manada” no es el único que hasta la fecha ha sucedido en España, y desgraciadamente no será el último. Hasta la fecha podemos mencionar casos como el de Diana Quer, el caso de Aranda del Duero con menores, el caso de Jaén, como podemos ver la “manada” no es un caso aislado.

También hay que hacer una distinción cuando se tratan de menores estas penas se han endurecido en la reforma que hubo del C.P. en 2015, considerando como abuso sexual de menores tocar las partes íntimas del cuerpo de un niño o niña, incitar o forzar a un menor a que tenga relaciones sexuales o cometer delitos que no impliquen el contacto físico, como llamadas telefónicas obscenas o tomar fotografías pornográficas. No obstante, desde mi perspectiva legal se han quedado un poco cortos con las penas, puesto que la vida de ese menor, y en general de cualquier persona que haya sufrido algún tipo de delito sexual, ya se ve condicionada y alterada el resto de su vida.

¿Qué se entiende por intimidación y capacidad de reacción?

El TS define la intimidación afirmando que “se halla constituida por el anuncio de un mal inmediato, grave, personal y posible que despierte o inspire en el ofendido un sentimiento de miedo, angustia o desasosiego ante la contingencia de un daño real o imaginario”. Se trata de una vis psíquica, que exige la amenaza de un mal suficiente para producir el temor deseado, ello viene relacionado con la capacidad de reacción que ésta dependerá de cada persona, además de su estado físico y mental de ese instante, pues bien es cierto, que no todos los días se nos coge el cuerpo igual ni reaccionamos igual a diferentes situaciones, pues si a eso le añadimos circunstancias como miedo, intimidación, bloqueo mental, etc, es más difícil que una persona reaccione de una manera que quizás el que lo vive desde afuera ve que es la correcta, pero hay que verse en esa situación antes de juzgar el comportamiento o la forma de actuar de nadie.

Además, señalar que existen drogas que alteran el estado de percepción de las cosas y que la utilizan para cometer este tipo de delitos, sobre todo violaciones, es más vulgarmente se conocen como “drogas de violación” estas se suministran para cometer un asalto sexual. Estas drogas hacen que la víctima quede física y mentalmente indefensa y que no recuerde nada de lo ocurrido o que no pueda reaccionar en ese momento, convirtiéndose en una persona especialmente vulnerable.

Por lo general, estas drogas son incoloras, inodoras e insípidas, y pueden agregarse a cualquier bebida sin que la víctima se dé cuenta.

Existen drogas de violación: El GHB (ácido gamma hidroxibutírico), el Rohypnol (flunitrazepam), la Ketamina, MDMA o droga del amor, la escopolamina conocida como la burundanga, entre otras.

La mayoría de las víctimas no recuerdan haber sido drogadas o abusadas. Puede que la víctima no se dé cuenta del ataque hasta 8 o 12 horas después de ocurrido. Estas drogas también se eliminan del cuerpo con mucha rapidez. Una vez que la víctima consigue ayuda, puede que ya no quede evidencia de que se usaron drogas en el ataque. Sin embargo, hay algunas señales de que podrías haber sido drogada:

  • Te sientes ebria y no bebiste alcohol, o sientes que los efectos del alcohol son más fuertes que lo usual.
  • Despiertas sintiéndote con resaca y desorientada o no tienes recuerdos de un período de tiempo.
  • Recuerdas que bebiste, pero nada más luego de eso.
  • Descubres que tu ropa está rajada o no puesta correctamente.
  • Sientes que tuviste sexo, pero no lo recuerdas.

 

¿Qué es y donde se recoge el delito de violación?

 

La violación sexual está regulada en el artículo 179, es una forma agravada de la agresión sexual. En este caso, hay acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o el acceso de miembros corporales u objetos por vía vaginal o anal. La pena de prisión es de 6 a 12 años.

 

En el art. 180 de la ley se recogen los agravantes de las penas de los delitos anteriores:

  • Si los actos mencionados tuvieran carácter degradante o vejatorio.
  • La actuación conjunta de 2 o más personas.
  • Cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por ejemplo, los incapaces y discapacitados.
  • Si el autor del delito se beneficia de una situación de superioridad, parentesco, ascendiente, descendiente o hermano.
  • Uso de armas u objetos que pongan en riesgo la vida de la víctima.

 

¿Cómo debo actuar si he sufrido una violación o si no estoy segura de ello?

 

Primeramente, consigue atención médica de inmediato. Llama al 911 o pídele a un amigo de confianza que te lleve a una sala de emergencias. No orines, no te duches, no te bañes, no te cepilles los dientes, no te laves las manos, no te cambies de ropa, ni tampoco comas o bebas nada antes de ir. Podrías proporcionar evidencia de la violación. En el hospital usarán un kit para casos de violación, para recolectar evidencia.

Segundo o incluso primero, dependiendo del estado en el que te encuentres llama a la policía. Dile a la policía exactamente lo que recuerdas. Sé honesta sobre todas tus actividades. Recuerda: nada que hayas hecho, incluso el consumo de alcohol o drogas, puede justificar una violación. Se encargarán de tramitar todo el procedimiento judicial.

  • Pide en el hospital que te tomen una muestra de orina (pis) que se puede usar para hacer pruebas de detección de drogas para violación durante una cita. Las drogas se eliminan de tu sistema rápidamente. El Rohypnol permanece en el cuerpo por varias horas, y puede detectarse en la orina hasta 72 horas después de tomarlo. El GHB se elimina del cuerpo en 12 horas. No orines antes de ir al hospital.
  • No ordenes ni limpies el lugar donde crees que ocurrió el abuso físico. Puede que se haya dejado evidencia, como por ejemplo vasos o sábanas.
  • Consigue asesoría y tratamiento. Los sentimientos de vergüenza, culpa, miedo y conmoción son normales. Un consejero puede ayudarte a superar estas emociones y comenzar con el proceso de sanación. Llamar a un centro de crisis o a una línea de ayuda es un buen comienzo.

 

05/04/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *